¿Qué es la diabetes gestacional?

Las mujeres que desarrollan diabetes gestacional a lo largo del embarazo son más dispuestas a desarrollar diabetes tipo 2 más adelante en la vida.

Conocer que usted cuenta con diabetes gestacional puede ser realmente preocupante ahora que no solo deberá lidiar con todas y cada una de las conmuevas y las cuestiones de las que traen estar embarazada.

Además con la indecisión de esta condición recién descubierta.

Oportunamente, de la misma manera que con todos los modelos de diabetes, existen muchos expertos de la salud bien informados para asistirle a contestar a sus cuestiones y le guiarán por medio de este instante tan considerable en su historia.

Cuanto más sepa, más fácil es aceptar y llevar a cabo los cambios precisos para un embarazo exitoso y feliz.

Leer más sobre: La diabetes y la preparación para el embarazo.

¿Cómo desarrollé la diabetes gestacional?

En algún instante entre las semanas 24 y 28 de su embarazo su médico le ordenara hacerse un cribado para saber la existencia de diabetes gestacional.

Si se tiene un más grande compromiso de desarrollar diabetes gestacional, su médico podría haberle mandado llevar a cabo una prueba de detección antes de llegar por semana 16.

Usted tiene la posibilidad de suponer que o sea bastante tarde en su embarazo para saber sobre un inconveniente, mas en la mayor parte de las situaciones, la detección antes de este tiempo sería de poco valor.

Leer más sobre: Todo cuanto debe entender sobre los escenarios de azúcar en la sangre a lo largo del embarazo.

Los cambios hormonales y la insulina

Es por los cambios hormonales (hormonas producidas por la placenta que se resisten a la insulina) en el segundo y último trimestre del embarazo.

Adjuntado con las solicitudes de desarrollo del feto, que incrementan las pretenciones de insulina de una mujer preñada de dos a tres ocasiones más que de lo común.

La insulina es que se requiere para desplazar el azúcar de la sangre a las células para conseguir energía.

Si su cuerpo no puede ocasionar esta proporción de insulina, el azúcar de los comestibles que consume continuará en su torrente sanguíneo y provocar escenarios altos de glucemia.

Esta es la diabetes gestacional.

Leer más sobre: ¿Cuántos géneros de diabetes hay y cuáles son las diferencias?

¿Qué tan común es la diabetes gestacional?

La diabetes gestacional supone que la diabetes mellitus (azúcar en la sangre) están por vez primera a lo largo del embarazo.

Se genera en del 3 al 5% de todos y cada uno de los embarazos (en otras expresiones, 1 de cada 20 mujeres embarazadas desarrollará diabetes gestacional).

Puede consolarse con dado que no está sola.

En la mayor parte de las situaciones, la diabetes gestacional es administrado con la dieta y el ejercicio y desaparece tras el nacimiento del bebé.

Muy escasas mujeres con diabetes gestacional requieren insulina para vigilar esta clase de diabetes.

Si no requiere insulina, hay que garantizar que los escenarios de glucosa en su sangre están en un rango aceptable, reduciendo de este modo los peligros para y su bebé.

La diabetes gestacional no debe tomarse a la rápida. Los peligros inmediatos para la madre y el feto son muy reales; No obstante, estos peligros tienen la posibilidad de minimizarse con una aceptable atención y rastreo.

Atención prenatal

La atención prenatal debe serle brindada con acompañamiento de su médico, junto con el apoyo de un conjunto multidisciplinario.

Individualizar los regímenes de insulina y sugerir el rastreo períodico de cuando menos 4 ocasiones al día de la glucosa.

La meta es sostener la glucosa de 4 a 7 mmol/L y la prueba de HbA1c en el rango no diabético habitual.

Recuerde que los requerimientos de insulina incrementan paulativamente desde el segundo período de tres meses hasta el último mes de la gestación.

Cabe indicar además que la hipoglucemia y la pérdida de la conciencia es común en el embarazo temprano.

La hipoglucemia no se ve tener resultados perjudiciales a la larga sobre el avance fetal, por otro lado, la cetoacidosis puede provocar la desaparición del feto en algún etapa.

Todas y cada una de las mujeres tienen que hacerse pruebas de orina para cetonas si la glucosa en la sangre es alta, si se generan vómitos o bien si no se sienten bien.

Parto

El instante del parto es personalizado; en las mujeres con un óptimo control de su diabetes y las adversidades, el embarazo puede seguir hasta las semanas 39 o bien 40.

Consideré por último que las tasas de cesárea son más altas que en las mujeres no diabéticas.

– – – Otros artículos que podrían interesarle – – –Tags: adultosazúcarAzúcar en la SangrebebécesareacomplicacionescontrolarDiabetesDiabetes mellitusDiabetes tipo 2dietaejercicioEmbarazoestilo de vidafetogestacionalglucosainsulinainyecciones de insulinajovenesmédiconivelpartoprevenirpruebariesgosaludablesangreTipo 2Leer Previo

La prueba de HbA1c y el embarazo

Leer Siguiente

¿Cómo puede impedir la diabetes gestacional?

Deja un comentario